El parque más aterrador y divertido del mundo

Caminos de cristal, columpios al precipicio y puentes de más de 300 metros de altura, son algunas de las atracciones con las que cuenta el parque más extremo del mundo, donde el peligro y la adrenalina provocarán que lo ames o lo odies por completo.

Si buscas emociones fuertes, China es el lugar indicado. Ahí encontrarás uno de los complejos turísticos más singulares y peligrosos del mundo, Wansheng Ordovician. Este no es como cualquier otro parque de diversiones, pues aquí las grandes montañas y los profundos abismos son su principal atracción, se ha convertido en un paraíso para todos los amantes de la adrenalina que visitan sus instalación, pero también se ha convertido en el infierno de muchos que creían ser valientes.

Mecerse en un columpio suena muy relajante, pero subirse a uno dentro de este parque es un experiencia aterradora, ya que los columpios están suspendidos en un acantilado de más de 90 metros, y lo único que impide que caigas al vacío es un arnés. Sin importar los gritos y lágrimas de los asistentes, siempre hay una inmensa fila de personas esperando su turno. Nada como una dosis de adrenalina para recordar que estamos vivos.

Si creías que columpiarse frente a un abismo era aterrador, ahora imagina caminar sobre él… Pues de eso consisten otras de sus magníficas atracciones: una serie de puentes sin barandal y con peldaños de madera, que dependiendo del puente, se espacian de 30 centímetros hasta 1.2 metros. El mayor reto quizá no está en avanzar, sino en evitar mirar hacia abajo, haciendo de esta actividad una que no cualquiera podría realizar.

Sin embargo, con 300 metros de altura y una superficie cristalina sobresaliente al precipicio de más de 100 metros de extensión, convierten al Sky Porch en la principal atracción de todo el complejo. Esta es una pasarela de vidrio en forma de A, ubicada sobre una cascada y con una vista colosal. Aunque la densidad del material con el que está construido lo vuelve casi indestructible, su transparencia te permite apreciar perfectamente al vacío, haciendo que la experiencia de muchos aventureros sea como estar caminando en el aire, mientras que para otros sea una experiencia petrificante que los deja inmóviles al dar solo unos pasos.

Este tipo de parques turísticos comenzarán a ser muy populares, no falta mucho tiempo para que algunos países sigan el ejemplo de China, ¿Te atreverías a vivir esta escalofriante experiencia?